HISTORIA

Desde 1989 algunos enfermos terminales y sus familias, residentes en distintos barrios de Distrito de Aguablanca, manifiesta la necesidad sentida de recibir los cuidados paliativos y atención integral que requieren para morir dignamente. Dando respuesta se creó la Fundación Nazaret, quien por varios años asistió y acompañó a los enfermos. En la actualidad no es un hogar de enfermos. En la actualidad no es un hogar de enfermos terminales.

Es un hogar para adultos con capacidad de acoger a 28 adultos, los cuales son considerados símbolo de experiencia, sabiduría y respeto.

Con el trabajo del equipo interdisciplinario se garantiza un adecuado desarrollo de las potencialidades, habilidades y destrezas, lo cual ayuda a mejorar y mantener su integridad física, psíquica, espiritual, cultural y social.


Misión

La fundación Hogar Nazaret ofrece servicios de atención integral a la persona mayor que carece de todo tipo de apoyo, con el fin de mejorar y/o mantener su calidad de vida en las áreas: biológica, Psicológica, social y espiritual, con un clima organizacional de acogida respeto, humanización, escucha activa; en una infraestructura adecuada que les proporciona seguridad.

Visión

En el año 2014, ser una institución, habilitada, sostenible y líder en atención integral al adulto mayor funcional y semifuncional, que carece de todo tipo de poyo, familiar y económico, al estilo de la Madre Fundadora, María Gay Tibau, haciendo de nuestro hogar una posada de amor y de misericordia para todos los que lleguen.

Política de calidad

Mantener un alto índice de satisfacción en todos nuestros usuarios, teniendo como base un recurso humano idóneo, relaciones contractuales fundadas en la seriedad, transparencia, oportunidad, gestión efectiva y planes de mejora continua. Propender por el desarrollo integral de todos los miembros de la institución, garantizado así una atención que este muy cerca de la necesidad de nuestros usuarios.